Soluciones — Deshidratación y evaporación

La deshidratación y la evaporación son procesos por los que se elimina el agua de los residuos generados en tratamientos previos de separación de sólidos en suspensión, de tal manera que se entienden como procesos de secado.

Deshidratando o evaporando los sólidos del lodo, se reduce el volumen en tres cuartas partes y se genera una torta de material que no tiene consistencia fluida.

Estos tratamientos se consigue recuperar hasta el 80% del agua que se destinaría a vertido. Además se reducen los costes de gestión del residuo por haber reducido considerablemente el volumen destinado a su gestión.